Puesta a punto de chapa y pintura y mecánica por los Amigos del Museo

Con el Renault 12 ya descansando en sala, le tocaba el turno a su hermano menor, la recuperación del coche clásico Renault 4 4F. Nuestro taller no para en este año de la conservación.

Estado del coche a principios de 2020

Este coche fue la versión furgoneta (F4) del popular utilitario de Renault. Aunque lo que le hace único es el carrozado tipo “pickup”, que fue una modificación hecha a medida para uso aeroportuario.

Así estaba el vehículo el día que llegó al Museo

Nuestra unidad se matriculó en 1992, penúltimo año de su fabricación. Sirvió como coche de señaleros, conocidos en el aeropuerto como también como Follow me (sígame). El Aeropuerto de Almería lo cedió al Museo en 2006.

Desde su llegada ha recibido continuas atenciones de mecánica hasta conseguir su funcionamiento continuo

Tras una primera restauración de chapa y pintura en 2008, los Amigos del Museo se han ido encargando de la puesta a punto de este coche clásico Renault 4 en su mecánica, con diversas mejoras, la última de ellas a principios de 2020.

Al levantar la plancha del porta equipajes nos llevamos una desagradable sorpresa, estaba invadida por el óxido

Metimos en coche en nuestro taller a principios de verano, principalmente para solucionar la corrosión que había aparecido debajo de la chapa de la zona de carga, tarea en la que se aplicaron entre otros nuestras voluntarias polacas

Se hizo necesario sanear toda la carrocería

Finalmente decidimos darle mas cariño al simpático vehículo. Lo que iba a ser una superficial puesta apunto, acabó con el coche de esta guisa:

Whats-App-Image-2020-12-12-at-19-15-28
Su pintura con pistola requiere un desmontaje previo de todo accesorio exterior

El entusiasmo de nuestros voluntarios dejó al coche desprovisto de todo accesorio: cristales, cerraduras, frontal… y todo en una sola tarde! Hay que reconocer que la extrema sencillez del coche facilita mucho la tarea.

Señalamos cualquier pequeño desperfecto

A continuación examinamos la carrocería para identificar cualquier pequeño golpe. Porque los desperfectos, que ahora pueden pasar desapercibidos, pueden ser claramente visibles al aplicar la nueva pintura.

Aquí muestra en blanco todas las áreas de la chapa que requieren una reposición

Aplicamos masilla en los defectos.

Con un lijado para igualar la masilla y lijado fino, ya lo tendremos prearado para pintura

Y ya solo nos queda lijar e igualar la masilla. Tras lo que daremos un lijado fino a todo el coche. Y aplicaremos imprimación a las reparaciones de masilla y partes que hayan quedado en metal visto.

El objetivo próximo será pintar el coche y de paso devolver a la carrocería y paragolpes los colores originales que le corresponden a este coche clásico Renault 4 para que recupere el estado que tenía cuando prestaba sus servicios en el Aeropuerto de Almería. Lo que continuaremos relatando en el próximo capitulo.

Artículo anteriorSilvia Ortas, una pionera en las Torres de Control
Artículo siguienteLa historia de cómo el Aeromuseo colaboró con SSMM los Reyes Magos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here